lunes, 21 de agosto de 2017

Internacional: Autos eléctricos, un millonario negocio

La compañía subió su pronóstico de ganancias ajustadas antes de intereses e impuestos (EBIT) en su negocio comercial en 100 millones de dólares, a un rango de entre 2.400 y 2.700 millones de dólares

El grupo minero Glencore elevó el jueves su pronóstico de ganancias para su negocio comercial, citando unos mayores precios de las materias primas, y dijo que el creciente uso de vehículos eléctricos y la demanda de almacenamiento energético aumentarán los pedidos de sus productos.

Después de la caída de los precios de las materias primas en el periodo 2015-2016, las grandes mineras globales han mejorado sus balances para retornar a la senda de crecimiento. Glencore redujo su deuda y también tiene una mezcla de activos que podrían ayudarla a beneficiarse de un auge de los autos eléctricos.

La compañía subió su pronóstico de ganancias ajustadas antes de intereses e impuestos (EBIT) en su negocio comercial en 100 millones de dólares, a un rango de entre 2.400 y 2.700 millones de dólares.

"Con los precios más altos de las materias primas, nuestro negocio de comercialización funciona mejor", dijo el presidente ejecutivo de Glencore, Ivan Glasenberg, en una conferencia telefónica.

"El potencial de desarrollo de vehículos eléctricos y el almacenamiento de energía podrían habilitar nuevas fuentes de demanda por materias primas incluyendo cobre, cobalto, zinc y níquel", explicó el ejecutivo.

Las ganancias estructurales ajustadas del primer semestre, o el Ebitda, subieron un 68 por ciento, mientras que el EBIT creció un 334 por ciento con respecto al año anterior. La deuda neta, en tanto, cayó 1.600 millones de dólares desde fines de 2016 a 13.900 millones de dólares.

Las acciones de Glencore, que han subido un 20 por ciento este año para alcanzar su máximo en casi tres años a principios de esta semana, caían un 2,5 por ciento a las 1451 GMT. Los analistas dijeron que los resultados, aunque eran fuertes, estaban ampliamente en línea con las expectativas.

domingo, 20 de agosto de 2017

Lixiviación de cobre logró autorización ambiental

El Proyecto de Lixiviación de Concentrados de Cobre (PLCC) de la empresa EcoMetales, filial Codelco, obtuvo esta semana su Resolución de Calificación Ambiental (RCA), de parte del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), de la Región de Antofagasta.

La iniciativa, que tiene una inversión de $us 314 millones, comprende la construcción de una planta de lixiviación a presión de concentrados de cobre, que permite limpiar el metal rojo de impurezas, principalmente arsénico, generando un residuo estable. El proyecto utiliza la tecnología Autoclave, con 60 años de uso en el mundo. Tiene una capacidad de tratamiento de más de 200 mil toneladas de concentrados anuales y se emplazará en Calama, contiguo a la planta de EcoMetales, en la zona industrial del Distrito Norte de Codelco.

EcoMetales ingresó el PLCC al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental en octubre pasado y obtuvo la Resolución de Calificación Ambiental el pasado el 3 de agosto. En paralelo, el proyecto completó su fase de ingeniería de factibilidad y de cumplirse el cronograma podría entrar en operaciones durante el 2020. El PLCC requiere aún autorización de inversión.

"Para EcoMetales es un paso importante en su desarrollo como empresa, ya que por una parte está cumpliendo con su mandato de buscar soluciones técnicas orientadas a fortalecer la sustentabilidad de la minería y, por otra, genera una nueva opción a ser evaluada por Codelco para el tratamiento de concentrados con contenido de Arsénico del Distrito Norte", señaló José Pesce, presidente del Directorio de EcoMetales.

EcoMetales es una filial de Codelco que se dedica al desarrollo de soluciones ambientales para residuos mineros. La empresa aplica tecnologías para recuperar valor metálico desde los residuos, lo que permite viabilizar económicamente el abatimiento de impurezas.

sábado, 19 de agosto de 2017

La minería entre cuatro pilares de la economía

En lo que corresponde al marco del plan estratégico para diversificar el aparato productivo nacional, el Gobierno proyecta consolidarlo, sobre cuatro pilares de orden económico que generarán desarrollo y crecimiento sostenido del país.

La versión del frente oficial consigna impulsar los sectores de la agropecuaria, el de orden energético, los hidrocarburos y la minería, posiblemente en ese orden en función a necesidades estratégicas en función de tiempo y espacio, para crear conciencia ciudadana hacia los sistemas productivos que se impulsarán como factores diversificadores del desarrollo nacional.

Según el proyecto de elevar la economía nacional hacia el 2025 cuando en Bolivia sea celebrado el bicentenario de su fundación, se espera para entonces disponer de un esquema económico que sea resultado de un buen desempeño de los cuatro pilares para forjar el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país, esto implica garantizar las condiciones propicias para que cada rubro pueda encarar su crecimiento de manera práctica y sustentada financieramente.

En lo que va del proceso y entendiendo que deben transcurrir ocho años hacia la meta fijada de tiempo para poder evaluar las circunstancias favorables del proceso la premisa actual es no perder el tiempo en desplegar mucha teoría y poca práctica haciendo que muchos proyectos se diluyan en burocracia o en el poco interés de protagonistas, con ausencia de beneficiados. Se trata de imponer ahora y de manera estricta el proyecto para diversificar nuestra economía al 2025.

En lo que atañe al sector en el que consideramos sumamente importante como la minería, hay mucho por hacer, lamentablemente no se tomaron previsiones en los tiempos de "vacas gordas" y se dejó de impulsar una serie de proyectos que pudieron convertirse en verdaderos emprendimientos de envergadura para que con el correr del tiempo estuvieran en el auge de su rendimiento.

Repetidas veces, se remarca, que la minería es un "negocio" de mucha inversión y largo tiempo para consolidarse. Como ejemplo se muestra a la minera San Cristóbal que demoró 10 años para comenzar a operar, luego de disponer de una millonaria inversión. Un proyecto de esa magnitud debería estar ya terminando su proceso de prospección y exploración, para entrar en la fase de explotación.

Lamentablemente, en los hechos reales, no hay ningún nuevo emprendimiento de magnitud, ni siquiera entra en la buena intencionalidad, el caso de Mallku Khota con un adelanto evaluativo muy serio que dejó la empresa que estudiaba su potencialidad y que fue retirada por la presión comunitaria, quedando el proceso interrumpido y sin perspectiva inmediata de consolidarse como un nuevo plan extractivo de rendimiento colectivo.

La minería está considerada entre los cuatro pilares de la seguridad económica del país, pero está visto que si no hay decisiones entre quienes la administran a nivel del Estado, la proyección al 2025 simplemente será otra ilusión para los bolivianos. Es tiempo de sumarse al entusiasmo presidencial, pero hacerlo con acciones concretas, responsables y cien por ciento operativas.

viernes, 18 de agosto de 2017

La Expo Bolivia Minera batió récord en rubro de negocios

La VII versión de la Feria Internacional Expo Bolivia Minera 2017, tuvo un final exitoso al conseguir un compromiso del 90 por ciento de participantes para presentarse en la próxima edición que se realizará dentro de un año, en el mismo campo ferial de La Paz


La séptima versión de la feria internacional Expo Bolivia Minera 2017 fue un verdadero suceso ya que tuvo un movimiento económico superior a los 130 millones de dólares, entre ventas reales e intenciones de negocios, el acto de inauguración contó con la participación del ministro de Minería y Metalurgia, César Navarro Miranda, quien felicitó a los organizadores y al mismo tiempo agradeció a todos los participantes nacionales e internacionales.

Por su parte, Waldo Ballivián, presidente de Tecnoeventos, empresa organizadora de la feria dio a conocer que el 38 % de los expositores fueron foráneos representando a 11 países.

Los países que participaron en esta séptima versión de la feria fueron, Inglaterra, Escocia, Luxemburgo, Perú, Argentina, Chile, China, Estados Unidos, Canadá, México, y Bolivia, el Reino Unido fue el país invitado oficialmente, quienes agradecieron a los organizadores como también al ministro de minería.

La maquinaria pesada de reconocido prestigio y productos de última generación, constituyó uno de sus principales atractivos, la gran novedad de la Feria Minera fue un camión de la marca Caterpillar tipo 745 que presentó la firma Finning, que opera fácilmente en faenas mineras y en terrenos de difícil acceso, el costo de esta camión es de 750.000 dólares.

El objetivo de la feria es dar a conocer la actividad minera que se realiza en Bolivia, generar un espacio de encuentro donde se presente la última tecnología en cuanto a maquinaria, equipos y suministros ya que el sector minero boliviano tiene una gran necesidad de tecnificarse.

La Feria Expo Bolivia Minera es considerada como uno de los más importantes eventos que se realizan en Bolivia actualmente, ya que la mayoría de los actores de la industria se dan cita a la feria para establecer lazos que les permitan fortalecer los encadenamientos productivos entre las empresas, para generar más negocios, inversiones y una mayor competitividad.

La feria Expo Bolivia Minera se celebra desde el año 2011 (los primeros años se desarrolló en el campo ferial de la Universidad Técnica de Oruro) y desde entonces ha crecido para transformarse en el evento más importante a nivel industrial y minero, sus expositores son figuras clave a nivel mundial, ofrecen las últimas innovaciones y tecnologías.

La Expo Bolivia Minera ha experimentado un crecimiento constante en sentido cuantitativo y cualitativo por lo que las estadísticas hablan por sí mismas, su buena reputación atrae cada vez a más visitantes como expositores por lo que promete un crecimiento constante.

La feria tuvo como auspiciador oficial a la empresa Widman International, promocionando sus filtros Donaldson y lubricantes American.

Situación actual y perspectivas

Bolivia fue primer productor de plata, bismuto y antimonio, y segundo productor de estaño en el siglo pasado, ahora está en la periferia de la minería global, no tiene presencia significativa como productor minero (es cuarto productor de estaño y séptimo de zinc y plomo), mantiene una matriz productiva que no acaba de ingresar a la pirometalurgia de sus metales ni a su industrialización.

El valor de ventas al exterior en 2016 fue algo más de $us 3.000 millones (MM), San Cristóbal, San Bartolomé y San Vicente aportan más del 60 % de la producción nacional, el sector informal de la minería crece imparable y significa cerca del 30 % del valor de las exportaciones mineras.

Los proyectos estatales (Mutún, Corocoro y el Salar de Uyuni) no tienen avance significativo, estamos perdiendo la coyuntura para ingresar a la cadena de metales tecnológicos y sales industriales (litio y potasio). No hay nuevos proyectos mineros privados de importancia por la dura legislación del sector (CPE y Ley 535) y su sistema impositivo.

Esto ocasionó una baja de los niveles de inversión privada, sobre todo en nuevos emprendimientos, la poca que llega al país obedece al mantenimiento de operaciones en curso como San Cristóbal, San Bartolomé y San Vicente, que se implementaron entre 2007 y 2011, y a otras operaciones menores como las del Grupo Sinchi Wayra.

Según datos del Ministerio del ramo y de las empresas, los niveles máximos de inversión privada en la década fueron de $us 477,8 millones en 2008 y de $us 340 millones en 2006 en las fases finales y puesta en marcha de estos proyectos. La inversión estatal en 2015 llegó a $us 187,6 millones, la privada a $us 180 MM, el 2016 no tiene aún datos definitivos pero la tendencia a la baja es notoria.

Se puede considerar un promedio de $us 200 millones /año que refleja la inversión para mantenimiento de minas en operación y para el trabajo rutinario de control de reservas. No hay inversiones en nuevos proyectos privados. Según datos de la Cepal, la inversión extranjera directa (IED) en el país en 2015 fue de sólo $us 503 millones y según el Banco Central la inversión extranjera bruta $us 1.060 millones, 50% menos que la recibida en 2014.

En 2016 los niveles de inversión bajaron aún más, no hay cifras definitivas, pero en cualquier caso la minería va alrededor del 17% de esos montos, no hay posibilidad que la inversión minera mejore sustancialmente en el mediano plazo. Con este panorama el futuro a mediano plazo dependerá de un cambio de timón que tienda a la adecuación de la Ley de Minería y Metalurgia (Ley 535 de 28 de Mayo de 2014) a las necesidades del sector, de manera particular en lo que hace a derechos mineros, uso del suelo y del agua, fuentes de financiamiento y acceso a la banca y bolsas de valores para fines de aval de financiamiento en base a derechos y reservas de mineral.

La "camisa de fuerza" que significan las actuales restricciones al respecto, impide la llegada de nuevas inversiones. La definición de la participación del capital privado en el sector es primordial; en el vecindario Perú tiene un portafolio de proyectos de $us 50.000 millones. ¿Podría el Estado boliviano generar un flujo de inversión estatal de esta escala y manejar un portafolio similar con el tamaño actual de nuestra economía? (PIB alrededor de $us 35.000 millones). La respuesta es obvia, la industria minera es de uso intensivo de capital y la complementación de esfuerzos del sector estatal y del privado es el único camino que hará posible el crecimiento del sector minero industrial del país.

N de R. El presente artículo ha sido publicado en la revista Energy Press y autorizado por su autor para reproducirlo en Perspectiva Minera, dadas las condiciones de una alta apreciación profesional en materia de minería.

miércoles, 16 de agosto de 2017

Solo 5 de cada cien puestos Minería estatal genera poco empleo

De las 135.529 fuentes laborales registradas en el sector minero en la gestión 2015, el Estado participa con 5,5 por ciento, según los datos difundidos por la Fundación Jubileo sobre la base de informes del Ministerio de Minería

La mayor cantidad de fuentes de empleo, aunque en muchos casos precarios y sin beneficios de ley, se originan en el sector cooperativista que participa con el 89,5 por ciento del total generado. Mientras que la minería mediana que agrupa a la gran minería privada, como San Cristóbal y Sinchi Wayra, genera el 3,4 por ciento de empleos.

La minería chica, compuesta por pequeños emprendimientos en el sector privado, participa con menos de 2.000 empleos, es decir con el 1,4 por ciento.

De 2006 a 2015, las fuentes laborales en el sector minero crecieron en 107,4 por ciento y el sector cooperativista fue el de más alza con 123,9 por ciento.

domingo, 13 de agosto de 2017

Bs 12.8 millones Mejoran regalías mineras en municipios productores

Las regalías mineras para el departamento de La Paz se incrementaron en un 6.8% en lo que hace al primer semestre de la presente gestión, lo que implica que entre enero y junio la recaudación semestral asciende a Bs 86.2 millones, según el seguimiento y análisis realizado por la Secretaria Departamental de Minería Metalurgia e Hidrocarburos (SDMMH), informó el titular de esa repartición, Edgar Hurtado.

La autoridad departamental explicó que del total recaudado, Bs 830 mil corresponden a la tasa de impuestos nacionales, por lo que los municipios recibieron – de acuerdo a la norma- el 15% de la recaudación total que sumó, Bs.12.803.473. El restante 85 por ciento de los ingresos por este concepto son captados por las Gobernaciones.

Hurtado,precisó que entre enero y junio de 2016 la recaudación neta que ingresó a la Gobernación por concepto de regalías mineras, exportación de minerales, ascendió a Bs 67.6 millones y que en similar período del presente año, subió a Bs. 72.5 millones, lo que favorecerá principalmente a los municipios productores, aquejados por una merma de y transferencias provenientes del Gobierno Central.

MÁS CIFRAS

Con estas cifras, la proyección de ingresos para la Gobernación de La Paz en esta gestión alcanzaría los 170 millones de bolivianos, 12 millones más que los generados en el año 2016 que alcanzó un total de Bs. 158 millones.

De acuerdo con el análisis de la Gobernación, la región que generó mayor recaudación es la amazónica en el norte del departamento, con casi 24 millones de bolivianos. Larecaja Tropical es la provincia que más regalías aportó con un monto mayor a Bs 38 millones, debido a que en su territorio se encuentra Sorata, Tipuani, Guanay y Mapiri, donde se produce el metal precioso.

MUNICIPIOS PRODUCTORES

De 50 municipios productores de minerales, 10 son los que más aportaron al departamento con regalías mineras: Colquiri con más de 17 millones de bolivianos, Guanay 16 millones, Tacacoma 10 millones, Mapíri con 7 millones, Sorata, Tipuani, Quime, Quiabaya y Carabuco con más de 3 millones cada uno; el resto de los municipios productores recaudó, Bs. 14.6 millones.