domingo, 29 de mayo de 2016

Mineros rechazan a empresas chinas en la construcción de planta de Zinc en Colquiri

La Federación de Mineros de Bolivia criticó que después de 10 años de la administración del presidente Evo Morales, no exista una política minera; pidió que la Comibol deje de perder su tiempo y anunció que rechazarán a las empresas chinas en la construcción de la planta de zinc en Colquiri.

"En el país falta una verdadera política minera, que garantice la estabilidad de las fuentes laborales (…). No ha habido en estos 10 años que estamos en el proceso revolucionario no hay ninguna empresa productiva que aporte al Estado", afirmó el dirigente de la Federación de Mineros de Bolivia, Orlando Gutiérrez.

Observó que la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) no tenga una política clara en el proceso de exploración de minerales. "No podemos andar picoteando de un lado a otro y perdiendo tiempo (…). La Comibol viene a hacer exploración por aquí y por allá, de nada sirve tocar una cosita un rato. Es mejor encontrar fuentes mineralógicas", afirmó.

Planteó que los mineros tienen que volverse a hacerse cargo del Viceministerio de Política Minera, porque en su criterio se trata de implementar una visión de largo plazo en la actividad minera, que genere ganancias y utilidades para el Estado, lo que en la actualidad no está sucediendo, escepto con algunas.

El dirigente también dijo al programa Hagamos Democracia de la red Erbol que no quieren compañías chinas en las empresas estatales por la mala calidad de sus productos, en especial se refirió a Colquiri. "Nosotros no vamos a aceptar de manera contundente ninguna empresa china que venga a hacer estas plantas" de zinc en la mina de Colquiri, advirtió.

Precisó que en Colquiri se construirá una planta de zinc, pero que no permitirán que una empresa china entre a construir este monumental proyecto. "Las empresas chinas no han tenido una buena llegada en equipos. Como mineros conocemos de manera profunda cuáles son los repuestos y equipos chinos, en relación a canadienses que tienen larga vida. No vamos a cometer el error que solo sirva un año y después hay que cambiarla. Queremos una planta que dure años", sostuvo.

Respecto al ingreso de las compañías chinas en la planta de Sales de Potasio, en Huanuni o en la Siderúrgica del Mutún dijo: "no estamos para llorar sobre leche derramada", porque los proyectos ya están en ejecución.

Minería, el péndulo letal

En un remoto lugar de los Andes Centrales, donde tienen sus dominios las grandes aves y los camélidos, en remotos tiempos donde la memoria se pierde entre la leyenda y la historia, germinó un país rico en oro, plata, estaño, bismuto, wólfram y otros metales. Riqueza de los reinos primigenios, fue saqueada a su turno por conquistadores hispanos que dominaron estas tierras, por una burguesía minero feudal en los primeros años republicanos y por empresas transnacionales en el inmediato pretérito. Nunca se pudo implementar una industria de los metales en estas tierras, que signifique el verdadero desarrollo de sus potencialidades.

Siempre hubo un sino diabólico expresado en las luchas intestinas por el control y usufructo de estas riquezas, que postergó las aspiraciones del país en aras de mezquinos intereses. A su turno, intereses de la Corona española cuando se descubrió el portentoso Cerro Rico de Potosí cuya riqueza argentífera desbordó los caudales reales y originó el temprano capitalismo europeo; intereses de los Barones del Estaño cuando se descubrieron los mayores yacimientos filonianos de estaño de las Américas (Llallagua y Huanuni) cuya riqueza coronó como rey del estaño a Don Simón I. Patiño en la primera mitad del Siglo XX o, intereses transnacionales cuando se acometió la explotación de los aluviones auríferos del norte de La Paz, de los pocos yacimientos de oro en roca dura (Kori Kollo, Kori Chaca, Don Mario, Puquío Norte) y también de los yacimientos polimetálicos cordilleranos. Estos últimos produjeron además de metal, pequeños reyes chiquitos (J. A. Aramayo, F. A. Aramayo, A. Arce y G. Pacheco, los patriarcas de la plata; P. Tramontini, Rey del Antimonio; C. V. Aramayo, rey del bismuto).

Los intentos de volver a la soberanía nacional estas riquezas produjeron una Revolución Nacional en 1952 con la que nació la Corporación Minera de Bolivia, Comibol, que durante treinta años y en su época más notoria trató sin mucho éxito, de mantener el prestigio y las ganancias de la explotación de minas ya en declive de los Barones del Estaño. La injerencia política en la estatal minera, terminó con esos y otros anhelos nacionales y provocó el advenimiento del llamado neoliberalismo en 1985 con su larga historia de privatizaciones y capitalizaciones y la casi destrucción de Comibol. Después de veinte años pasamos a la actual administración de gobierno en 2006, que trata sin mucho éxito, de volver a las glorias del 52 y de proyectar la minería a una etapa de aprovechamiento integral de los metales en suelo patrio. ¿Por qué no tenemos éxito como país?

Hay dos características inherentes a los exitosos Reyes y Reyes Chiquitos mencionados líneas arriba: su proyección internacional y el control de la cadena de producción y hay dos características comunes a las no muy exitosas revoluciones: su filosofía de tribu ancestral que cierra al país en sus fronteras cuando hoy se han globalizado hasta los pensamientos y el encarar el control de la cadena de producción desordenadamente, con el corazón más que con el cerebro.

La minería es un negocio, es la tribu global en acción donde los exitosos son los más competentes; el péndulo de nuestra historia minera seguirá su curso diabólico de estatizaciones y/o privatizaciones las más de las veces sin sentido, si no nos ubicamos en el negocio primero y alejamos la negativa injerencia política después. La fotografía actual del país en este sentido es para decir lo menos, crítica: injerencia política total, predominio de la informalidad en el sector, sequía total de inversiones privadas por la filosofía poco propicia de la Ley 535 y otras normas, los proyectos estatales de los que dependemos avanzan a gatas cuando deberían correr y la proyección de nuestra minería al resto del mundo se refleja en que ahora ya ni nos nombran en las estadísticas a nivel global y nuestros proyectos mineros se ven como curiosidades. No sé si seremos capaces de cambiar la historia para bien y en esta generación pero, el péndulo letal que definió nuestra historia debe parar. Abrigo la esperanza de que así será en un futuro ojalá muy cercano.

Las vetas de plata de Jujuy se extienden hasta Tarija y Tupiza



La Cámara Minera de Jujuy alertó a la Cámara Minera de Tarija, que las vetas de plata que vienen explotando en diferentes centros mineros del norte argentino se extienden a territorio boliviano, principalmente al departamento de Tarija y al municipio de Tupiza dentro el departamento de Potosí.

El presidente del sector minero en Tarija, Rodolfo Meyer, señaló que, tras una reunión con sus pares de Jujuy y Salta, se conoció que especialistas en minería de la república Argentina, a través de equipos tecnológicos y satélite, identificaron a Tarija y Tupiza como centros potenciales de vetas de plata.
“Hemos conocido la pasada semana por el representante de la Cámara de la Minería en Jujuy que nuestro departamento y Tupiza en Potosí poseen los mismos reservorios de plata que se explota en el norte argentino”, dijo Meyer.
Tras conocer el dato, el sector minero de la región ya inició los acercamientos con el Ministerio de Minería y Metalurgia del Estado, como también con representantes de las empresas privadas, para conseguir financiamiento para la ejecución de proyectos de exploración y explotación de las vetas de plata y otros minerales.
Además están planteando a los municipios con cierto potencial minero, como a la propia Gobernación, la asignación de recursos económicos en sus presupuestos este año, para desarrollar la actividad en Tarija como una segunda fuente de ingresos económicos detrás de los hidrocarburos.
El presidente de la Brigada Parlamentaria de Tarija el senador, Henry Chávez, informó que, como institución, están realizando todas las gestiones ante el Gobierno Nacional para que pueda invertir en la actividad minera en Tarija.
Asimismo manifestó que, como bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS), en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), se está exigiendo la intervención del Estado en varias concesiones mineras en el departamento de Tarija, para regular la actividad y exigir la tributación de impuestos.
Por su parte, el gobernador Adrián Oliva informó que firmó un convenio con la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM), para la generación de mecanismos técnicos y jurídicos que permitan fomentar la actividad en la región y, a su vez, coadyuvar con el desarrollo legal de sus actuales operaciones en el departamento.
Según Oliva, el convenio permitirá mayor control en las concesiones mineras, conocer cómo se desarrolla la explotación en los diferentes municipios, además identificar el potencial minero en cada región.
El director de Hidrocarburos y Minería de la Gobernación, Christian Echart, informó que, tras esta firma del convenio, se iniciará un trabajo de coordinación con las diferentes alcaldías donde existe mineral, no solo plata, sino también, oro, cobre, arcilla, cal, yeso, sal, plomo, entre otros.
La finalidad es socializar la Ley Nacional de Minería 535, donde establece que un 85 por ciento, de los recursos económicos son para la Gobernación y en 15 por ciento para el municipio de donde se explota el producto minero.
Según el representante del sector minero en Tarija, se conoce de la existencia de alrededor de 400 empresas sin registro que están explotando algún tipo de mineral en el departamento, mientras que hay 44 que sí están registradas y cumplen con la tributación al Estado.

Tarija busca triplicar regalías con la minería

El departamento de Tarija tiene potencial para explotar minerales, pero éste no es aprovechado en su totalidad. Actualmente recibe 800 mil bolivianos anuales por regalías mineras, pero la Gobernación del departamento tiene el objetivo de triplicar esta cantidad en el lapso de cuatro años. Con ese fin, las autoridades departamentales ya firmaron, con la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM), convenios para regular y explotar las reservas de minería en la región.

Meyer buscará piedras preciosas en Chuquisaca


PRECIO

Un quilate de la "Bolivianita" en el mercado local cuesta entre 3 y 8 dólares dependiendo de su calidad, pero su precio se quintuplica en el exterior del país.

El presidente del programa Amanecer de las Gemas y de la Cámara Minera de Tarija, Rodolfo Meyer, descubridor de la “Bolivianita”, anunció que ingresará a Chuquisaca para explorar potenciales yacimientos de piedras preciosas.

“En Chuquisaca sabemos de afloramientos que hay por la zona del Chaco, entonces queremos hacer un convenio con la Gobernación para iniciar una exploración”, sostuvo en su reciente visita a Sucre, donde entregó un reconocimiento a la esposa del fallecido cantautor Huáscar Aparicio.

Meyer descubrió en 1984 la Bolivianita, una gema declarada emblema nacional por una ley, que además prohíbe la exportación de esta materia prima en bruto.

El especialista es un convencido que la Bolivianita puede ser una importante fuente de ingresos para el país. “Se estuvo vendiendo en bruto por $us 20 millones, pero tallado genera $us 700 millones y 12.000 empleos sostenibles”, comparó.

El programa Amanecer de las Gemas en 30 años generó más de 1.000 becas para aprender a tallar, pero también fue partícipe de la Ley 3998 que declara emblema nacional a la Bolivianita.

Actualmente, son 600 las personas que se dedican al tallado de gemas en 100 microempresas asociadas en Tarija. “Con esa dinámica ya estamos comenzando a vender Bolivianita tallada al exterior”, sostuvo Meyer.

En el país hay más de 100 yacimientos de piedras preciosas, de los cuales ya se empezaron a industrializar en cinco. “Si usamos la buena lógica que tienen en Brasil que un buen yacimiento genera 12.000 empleos, tenemos para 60.000 personas que pueden tallar con microempresas en todo el país, porque el producto tiene el costo de transporte casi cero, es liviano y de alto valor”, agregó.

Sobre la producción de Bolivianita, Meyer estima que es de aproximadamente 600 mil quilates por mes y que su precio puede hasta sextuplicarse en el mercado europeo. “Algunas veces se vende localmente con 20 ó 30 por ciento de utilidad, pero si se vende al exterior es con 500 ó 600 de utilidad”, remarcó.

sábado, 28 de mayo de 2016

En minería de buenas intenciones hay que pasar a ejecutar proyectos

Lo ideal en el desarrollo minero sería que se pase de las buenas intenciones a la ejecución práctica de los proyectos que desde hace mucho tiempo se mencionan y que por diversas circunstancias se mantienen en esa situación de pre ejecución sin convertirse en factores que generen movimientos concretos por ejemplo en el uso apropiado de recursos financieros, en la creación de fuentes de empleo, en la obtención de utilidades para el Erario Nacional y para las regiones en las que se producen las operaciones mineras, hecho que necesariamente permite un factor multiplicador de efecto socio - económico, que está haciendo falta para sentir de manera práctica los beneficios que proporciona el buen uso de nuestros recursos naturales.

En muchos años no se han registrado nuevos emprendimientos en explotación de yacimientos mineros, después de San Cristóbal, quizá el más grande en cuanto al potencial del yacimiento y la implementación técnica de última generación que muestra positivos resultados. Es la mina privada que paga más regalías, la que no tiene problemas sociales y trabaja en un armonioso acuerdo con el Gobierno. Es cuestión de reglas claras y cumplimiento de metas.

Argumentando sobre el tema, rescatamos la opinión del ex ministro de Minería Jorge Espinoza que en uno de sus trabajos, señalaba que "el fin del superciclo de precios altos de minerales y metales, que duró casi una década nos encuentra en pañales, debido a la falta de una política minera seria". Añade el experto que "dejamos pasar la mejor época de toda la historia minera mundial y boliviana, tomando decisiones sólo al calor de la coyuntura favorable, incrementando tributos, no cumpliendo disposiciones legales y permitiendo la toma de operaciones mineras (inseguridad jurídica) y lo peor, descuidando totalmente la atracción de la inversión privada, la única que desde la nacionalización de las minas hizo posible la puesta en marcha de nuevas minas importantes", sostuvo.

Un complemento al argumento anterior recuerda la puesta en marcha de proyectos mineros de envergadura, como el de San Cristóbal del 2007, considerado el más importante hasta la fecha, además de San Bartolomé de la empresa Manquiri el 2008 y el proyecto de la American Silver, San Vicente desde el año 2009, todos del sector privado y con buen tiempo de meticulosa preparación para que sean proyectos de intenso desarrollo y rendimiento, que ampliaron las opciones de las exportaciones mineras bolivianas.

Una realidad que no se puede desconocer y que contrasta, así no guste a ciertas autoridades con lo que todavía sucede en la minería y metalurgia estatal, bajo el control de Comibol, con un rendimiento de sostenimiento y cierto margen de utilidades en mina Colquiri, en tanto que el otro importante yacimiento de Huanuni, arrastrando déficit en sus operaciones y manteniéndose con apoyo extraordinario del Gobierno central.

En la metalurgia, la instalación y funcionamiento del horno Ausmelt en el complejo de Vinto - Oruro, tardó más de lo previsto y en la actualidad las referencias de orden productivo señalan que mejora la producción y hasta fin de año se podría alcanzar los límites previstos de producción de hasta 14.500 TMF, con lo que se estaría tratando el total de la provisión de concentrados de Huanuni, Colquiri, cooperativas y pequeña minería privada. Empero en el otro extremo todavía se mantiene sin su total capacidad productiva la fundición de Karachipampa, conocida como el "elefante blanco" y que estuvo caminando a tropezones, aumentando las cifras de inversión gubernamental para evitar su cierre y posibilitar que su rendimiento futuro contribuya al desarrollo nacional.

Según la Comibol, en su más reciente publicación habla de que "Bolivia consolida industrialización del litio con recursos y científicos nacionales", añade que desde la puesta en marcha de las plantas piloto de carbonato de litio y de cloruro de potasio (KCI) se acomodaron en el mercado interno más de mil toneladas de KCI. Hay que recordar que también se han hecho experimentos para lograr materia prima con calidad baterías, precisamente para la producción de ese material que ha sido probado con excelentes resultados. Falta completar cronogramas de acción, que ojalá no demoren mucho, puesto que en la tardanza está el peligro, en este caso con la doble competencia de los países vecinos.

La otra alternativa tiene que ver con el Mutún, yacimiento en el que operará la firma china Sinosteel Equipment, que todavía está en fase de ajuste de su cronograma de acciones y tardará algo más de la presente gestión para iniciar el proceso de tratamiento del hierro en el Mutún. Sin embargo, de entrada y antes de que se ejecute el plan chino de la Sinosteel, el experto en siderurgia José Padilla, revela que en el Mutún se procesará 17 veces menos que con la Jindal Steel que se propuso trabajar con 10 millones de toneladas por año, mientras que la nueva concesionaria, sólo lo hará con 600 mil toneladas. Alguna explicación valedera habrá en ese caso, pues la perspectiva inicial estaría siendo reducida sustancialmente.

Por lo demás, según las autoridades, dentro y fuera de la Comibol, el caso de Colquiri es el de mayor proyección, tendrá apoyo de un moderno ingenio, similar situación que en el caso de Huanuni, pero que aún no tiene funcionalidad y debe sostenerse diversificando su producción. Son desafíos especiales, que en todo caso deben pasar de las buenas intenciones a la ejecución de proyectos.


viernes, 27 de mayo de 2016

Preocupa el destino de recursos otorgados al distrito minero de Huanuni

Al no conocerse un plan definido técnicamente para aplicar la inyección financiera de 35 millones de dólares a la Empresa Minera Huanuni, han surgido algunas dudas y cierta susceptibilidad en varios ámbitos y entre profesionales de la materia, según refleja una declaración periodística del docente universitario Carlos Sandy, quien señala estar sorprendido por la otorgación del apoyo económico para Huanuni sin conocerse dónde serán destinados esos recursos.

Huanuni ha estado confrontando serios problemas para compensar sus costos de producción con el bajo precio de la libra fina (LF) de estaño que en su tope dramático descendió a poco más de $us 6,5 LF. Ese valor menos mal que se ha recuperado en algún porcentaje, no significativo ($us 7,85 LF), pero que permitirá encontrar un equilibrio productivo que evite más pérdidas en Huanuni.

El analista señala que el problema de Huanuni corresponde a la cantidad de trabajadores en su planilla laboral, resultado de una acción social entre asalariados y cooperativistas que causó incluso víctimas fatales y que terminó inflando la planilla de la Empresa Minera Huanuni (EMH), hasta casi 5.000 trabajadores, cuando antes del hecho de protesta esa empresa funcionaba con menos de mil trabajadores en interior mina.

La lógica señala que mientras existían buenos precios para el estaño, era posible sostener la millonaria planilla de la EMH, como es lógico que al caer el valor del sustento internacional se ponga en juego la seguridad laboral, en una mina en la que además hace falta mucha inversión para modernizar equipos y ampliar planes de exploración de nuevos yacimientos en el mismo colosal cerro de Posokoni.

De acuerdo al criterio del profesional en minería, resultaría positivo el uso de los recursos concedidos a Huanuni si estos son utilizados correctamente, puntualiza que no es desconocido para nadie que el cerro Posokoni y toda la serranía que se tiene alrededor contienen reservas (mineras) de todo tipo, por lo mismo que es considerado un yacimiento muy importante a nivel internacional, por lo que invertir más de 30 millones de dólares, en prospectarlo y explorarlo justificaría el uso de esos recursos.

Sin embargo, nada se ha dicho sobre tal posibilidad, entendiéndose que el fideicomiso mayor a 30 millones de dólares tendría otro destino que tampoco ha sido aclarado, por lo que se multiplican las dudas y susceptibilidad de quienes ven en Huanuni una buena opción minera siempre que se efectúen ajustes necesarios para su futura sostenibilidad.

No se descarta que parte del soporte concedido a la EMH, sirva para impulsar proyectos pendientes en su habilitación, como el Ingenio Lucianita concluido en su estructura pero sin funcionar por falta de agua y un dique de colas, salvando esos problemas la producción de Huanuni puede elevarse a 3.000 toneladas/día, una esperanza de rendimiento positivo.

El destino del soporte financiero para Huanuni debería ser informado en detalle para eliminar dudas, pues algunos rumores señalan que la ayuda económica se diluiría en el pago de las deudas contraídas por la empresa en los meses de rendimiento negativo y sólo algo de esos recursos serviría para mejoras en el sistema de operaciones.

El horno Kivcet arrancará sus operaciones en julio


La Corporación Minera de Bolivia (Comibol) aseguró que en julio, el horno Kivcet de la Empresa Metalúrgica Karachipampa (EMK) volverá a funcionar. El equipo que está en reparación tendrá variaciones tecnológicas.
El presidente de la Comibol, Marcelino Quispe, explicó que los recursos que se destinarán para la reparación del horno procederán de las ventas de plomo y plata que realizó el complejo polimetalúrgico. “El horno kivcet no está en funcionamiento pero para finales de junio o julio tenemos que arrancar sí o sí, porque ya conocemos el procedimiento, ya hemos vendido plomo (y) estamos vendiendo plata”, expresó.
El 27 de noviembre de 2015, a las dos de la mañana se registró una explosión en el horno Kivcet, lo que provocó una fisura en los tubos de agua en el interior del horno y no se tuvieron daños mayores. Quispe expresó que se harán “algunas variaciones tecnológicas” en el horno que sirve para procesar minerales. Karachipamapa a futuro también producirá ácido sulfúrico, enfatizó Quispe.

Ventas
ó La metalúrgica vendió 360 toneladas de plomo con 99,97% de pureza por un valor de unos Bs 4 millones.
ó También comercializó cuatro toneladas de plata metálica con una pureza de 99,97% por un valor de unos $us 2 millones, informó Marcelino Quispe.

Preparan 3 minas para ser operadas
El presidente de la Comibol, Marcelino Quispe, informó que en los últimos cuatro meses del año se iniciaron los trabajos de preparación de tres nuevos centros mineros que serán operados por el Estado: Thuthu en Potosí que es un yacimiento de zinc, plata y plomo; San Ramón, en Santa Cruz que registra una explotación experimental de oro y Concordia en La Paz que es una mina de estaño.
El Plan de Desarrollo Económico y Social (PDES) 2016-2020 establece que hasta 2020 las reservas de plata, plomo, zinc, cobre, antimonio, estaño, oro e indio se incrementarán en unas 1.060 millones de toneladas métricas (TM).